3.1.1.- El personal actuará siempre con transparencia, evitando situaciones o conductas que puedan dar lugar a interpretaciones incorrectas.

En este sentido, las entrevistas o tutorías con familias o alumnado se tendrá siempre en espacios visibles en el propio centro educativo (salas acristaladas, puertas abiertas cuando la situación lo requiera) en presencia de otro adulto cuando se crea conveniente, o de la familia del menor cuando sea necesario, y siempre con conocimiento de la Dirección.

3.1.2.- Las muestras de afecto se ceñirán a la acogida, aprobación, compresión, escucha empática y aprecio, debiendo evitarse todo contacto físico o verbal que pueda prestarse a ambigüedades, malas interpretaciones o invadan la intimidad de la otra persona.
El contacto físico debe quedar restringido a las situaciones en las que sea necesario por el propio beneficio del menor.
3.1.3.- El personal tratará a todos los miembros de la comunidad educativa de forma respetuosa en las expresiones verbales evitando el uso de expresiones malsonantes y soeces, sin etiquetar, sin discriminaciones de ningún tipo y sin invadir su esfera de intimidad personal física y psicológica, más allá de lo estrictamente necesario para atender sus funciones profesionales.

3.1.4.- El personal será respetuoso con el trabajo de otros compañeros, evitando en todo lo posible la crítica negativa por aspectos personales y utilizando las vías establecidas por la Dirección para manifestar la disconformidad con su trabajo o actuación.

3.1.5.- El personal guardará el deber de sigilo y confidencialidad. No se trasladará al alumnado, sus familias, ni a terceros, detalles ni comentarios relativos a cualquier cuestión de la vida privada propia o ajena (otros alumnos, sus familias, o cualquier otro miembro de la comunidad educativa), o temas de carácter educativo u organizativo que no estén directamente relacionados con el alumno en ese momento.

3.1.6.- El personal respetará y hará respetar las normas de convivencia, y favorecerán la convivencia en el Centro, contribuyendo a mantener un ambiente adecuado para la enseñanza y el aprendizaje, utilizando los cauces apropiados, establecidos por la Dirección del Centro, para resolver los conflictos que puedan surgir, evitando todo tipo de violencia física, psicológica o social.

En este sentido, el persona tiene el deber de seguir los protocolos que la Titularidad haya establecido para actuar ante cualquier tipo de conflicto de convivencia, y que tendrán como objetivo su detección, su interrupción y su solución
3.1.7.- Respetarán y harán respetar las normas de funcionamiento y organización del Centro, así como, la autoridad de los órganos de gobierno del Centro (y de la Fundación/Institución). Además, colaborarán en el buen funcionamiento de los equipos pedagógicos, de la acción tutorial y de la acción orientadora.

3.1.8.- Velarán por el buen estado de mantenimiento y limpieza de materiales e instalaciones, haciendo buen uso de los mismos y utilizándolos racionalmente.

3.1.9.- Seguirán los protocolos que se dicten en materia de ruptura familiar, recogida de alumnos, situaciones de carácter médico (enfermedades ordinarias, crónicas o emergencias), o cualquier otra que pueda establecerse.

CookiesAccept

Este sitio web hace uso de cookies.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
Thursday the 14th. .

Consola de depuración de Joomla!